jueves, 11 de agosto de 2011

Pretencioso amor


Pretencioso amor que en el ocaso
me diste tus mieles y alegrías
sabedor de que siempre es el fracaso
el que impone su ley y su poesía.

Mas yo, bebí lujurioso de tu vaso
con la lúgubre voz y la osadía
de querer imponer un solo lazo
que estrechara tu gran sabiduría.

Hoy vivo entregado a un cielo raso
pues te fuiste, amor, sin despedida
dejándome el corazón en el ocaso
y el amor más desnudo que la herida.

Antonio Gonzalez


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...