viernes, 25 de marzo de 2016

Y acabé la madrugá, poema de Miguel Ángel Reyes

Y acabé la madrugá,
Viéndote a ti, gitano,
En silencio sepulcral,
Secando mi lagrimal,
Con el alma en la mano.

Dos esperanzas tenía,
Una verte por triana,
Y otra por correduría,
Y no te vi pero sentía,
Tu pureza y resolana.

Sólo atrás pido volver,
Tras pasar este quinario,
Para verte envejecer,
Mi señor del gran poder,
Y olvidar este calvario.


Poema de:
Miguel Ángel Reyes

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...