martes, 3 de abril de 2018

Cuentan que antaño...soneto

El arado y la siembra de la tierra
Son pulsos de tu corazón, labriego,
Son pruebas de que con tu vida en guerra
Puedes vencer como hombre sin talego…

Y empero encuentras luego en tu posguerra,
Sin sentido, a tu pueblo, sordo, ciego,
Con tu raíz cortada por la sierra
De la ignominia, el chasco y el reniego.

Mas yo te encomio al cielo de la raza
Humana y a tu impar naturaleza,
Como si al bosque fueras su secuoya,

Y comparo tu brazo y tu coraza,
Tan próvidos de ingenio y de braveza,
A los célebres héroes de Troya.

Enlace

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...